¨Pues yo sé los planes que tengo para ustedes -dice el Señor...¨

Queridos hermanos,
 

Hace un par de semanas recibimos la noticia de que nuestro apoyo mensual había disminuido considerablemente, de manera que nos es imposible sostenernos aquí­ en el país. Durante estos dí­as hemos estado en contacto con los pastores de nuestras iglesias enviadoras pidiendo apoyo en oración y dirección. Hemos determinado que necesitamos volver a México por un tiempo en lo que el Señor provee de nuevo el apoyo necesario para volver a Papúa Nueva Guinea por medio de más personas que quieran involucrarse en esta tarea. 

Aunque la noticia nos tomó por sorpresa, nuestro Dios es tan bueno que orquestó todas las cosas de manera que nuestro regreso por este motivo coincide con el tiempo que teníamos que estar fuera del ministerio y posteriormente del país debido al nacimiento de nuestro segundo hijo, lo cual estaba siendo algo bastante complicado de planear y decidir debido al costo y las dificultades que representaba tener al bebe aquí. Por meses estuvimos compartiendo esa petición de oración con ustedes y creemos que ahora el Señor nos dio una respuesta clara a esto.

Es triste tener que dejar el país y volver a México, pero en medio de esta situación podemos testificar que nuestro Dios es confiable, nunca se equivoca, es soberano sobre toda situación, que sus tiempos son perfectos, sus planes son infalibles porque:

Dios no es hombre, para que mienta,
Ni hijo de hombre para que se arrepienta.
El dijo, ¿y no hará?
Habló, ¿y no lo ejecutará?

Así que cuando vienen a nuestra mente temores e incertidumbres, no dejamos que eso nos gobierne porque sabemos a quien hemos creí­do (2 Tim. 1:12), como su Palabra lo dice “[Él] es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,” por lo tanto “a Él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”Efesios 3:20-21 

Queremos agradecer a los hermanos que fielmente siguen apoyando nuestro ministerio, no es nuestro deseo que aumenten su apoyo, sino que oren con nosotros para que Él Señor levante más personas dispuesta a servirle ofrendando para que su Palabra sea compartida en otra tribu de Papúa Nueva Guinea. 

Estaremos volviendo a México dentro de algunas semanas. Por favor ponte en contacto con nosotros si tienes alguna pregunta o inquietud sobre esta situación, o si deseas apoyar económicamente nuestro ministerio. 

Nos encantarí­a verte y platicar contigo de lo que Dios ha hecho cuando estemos de regreso. 

 

Con amor, 

Isaac, Claudia, Jacob y bebé.

Sirviendo en Papúa Nueva Guinea

Tenemos gozo al confiar que Dios ya sabe de antemano lo que sus hijos necesitan, y Él ha prometido que nada nos faltará (Sal. 23:1), sin embargo queremos compartir con Uds dos principales necesidades por si alguno de ustedes nos puede dar informes sobre estas. 

  • Una casa de renta por el periodo aprox. de Julio-Diciembre. 
  • Un vehí­culo económico y en condiciones para viajar.
¡Gracias!
TOP