Nos manda hasta el fin del mundo… pero hasta el fin del mundo promete estar con nosotros.

Nos manda hasta el fin del mundo… pero hasta el fin del mundo promete estar con nosotros. Algunas veces es muy difícil estremecer nuestro corazón. No es natural que nuestros ojos vean la necesidad espiritual y motiven a nuestros pies a caminar y a nuestras manos a dar. Sin embargo el Espí­ritu de Dios nos mueve a misericordia, y en definitiva […]