Teresa-y-Joshua

 

¿Quién ha sostenido los océanos en la mano?

¿Quién ha medido los cielos con los dedos?

¿Quién sabe cuánto pesa la tierra, o ha pesado los montes

y las colinas en una balanza?

No, porque todas las naciones del mundo
    no son más que un grano de arena en el desierto.
No son más que una capa de polvo
    sobre la balanza.
Él levanta el mundo entero
    como si fuera un grano de arena.

Isaías 40:12,15

 

Nos tomó unos cuantos días, pero gracias a Dios ya llegamos a Papúa Nueva Guinea. De este lado del mundo estamos 17 horas adelante del horario de Chihuahua, México, así que hemos estado ajustándonos al horario.

Aún estamos desempacado e instalándonos en la que será nuestra casa por un tiempo, preparándonos para reiniciar la escuela de Jacob y comenzar preescolar en casa con Emma.

Estamos orando mientras comenzamos a preguntar y escuchar  el panorama general de las necesidades y oportunidades de ministerio en el campo, pidiendo que Dios nos guíe en cada paso.

Aunque habíamos tenido un tiempo de descanso en Chihuahua en cuanto al asma de Jacob, a los pocos días de haber llegado aquí tuvo una crisis. Tenemos algunas teorías en cuanto a qué la pudo haber detonado, sin embargo estamos agradecidos porque Jacob está contento de estar de vuelta “en casa” y poder jugar con sus amigos, y porque tenemos medicamento y equipo médico para monitorearlo y tratarlo. Dios es siempre bueno.

Quisimos compartirles en un corto video cómo fue el viaje a Papúa, esperamos lo disfruten. Les amamos y oramos por ustedes. No olviden que tenemos un Dios vivo, ánimo en la obra que Él nos ha encomendado. Seguiremos en contacto.

 

Siendo testigos de un Dios vivo,

Isaac, Claudia, Jacob y Emma
Hernández

Queremos compartir contigo como fue nuestro viaje de regreso a Papúa Nueva Guinea.

Peticiones de oración:

 

• Gracias a Dios por Su cuidado en el viaje.

• Por dirección de Dios en cuanto a nuestro ministerio aquí en Papúa. Que Dios abra puertas para que podamos proclamar el evangelio de Cristo con un grupo indígena.

• Por algunos viajes que tendremos que hacer en los próximos meses aquí en el país.

• Por la salud de Jacob.

• Que Dios provea día a día en nuestra mesa y para nuestras necesidades.

• Que nuestra confianza en Dios y dependencia en Él siga creciendo cada día, y sea un impacto a otros.

• Que el Señor provea los fondos necesarios para la construcción de una casa en la comunidad indígena donde esperamos servir.

• Que nuestra vida magnifique a Cristo en todo lo que hagamos.

 ¡Gracias por seguir orando por nosotros!

 

TOP