EL COSTO MÁS ALTO YA FUE PAGADO

Querido amigos y hermanos,

Durante estos días hemos pasado por momentos de alegría y gozo así­ como por momentos de prueba y desánimo. Hace algunas semanas recibimos la noticia de que nuestros permisos de trabajo para PNG ya están aprobados, ¡Gloria a Dios por eso! 

Pocos dí­as después estábamos preparando la papelerí­a para las visas cuando nos avisaron que el pasaporte de Jacob iba a ser un problema si no podí­amos conseguir una vigencia mayor a un año (por experiencia sabéamos que México expide pasaportes sólo por un año a menores de 3), así que oramos y comenzamos a buscar ayuda.
Finalmente Dios proveyó un pasaporte para Jacob por 3 años.

Tuvimos que hacer otros ajustes para que nuestros pasaportes coincidieran lo mejor posible en las fechas que tenemos que renovarlos. Esto fue un gasto mayor al que habí­amos pensado, pero nuestro Dios suplió lo necesario. Así que, el 3 de Junio aplicamos para las visas de PNG, también en esto vimos al Señor proveyendo para los costos del trámite. La fecha aproximada de respuesta es el 24 de junio.

Mientras tanto, Isaac estaba pensando que hasta el momento no habíamos contemplando un seguro de gastos médicos, sin embargo no teníamos el presupuesto para contratarlo. De nuevo, pocos días después recibimos un correo del campo de PNG diciéndonos que debido a la mala o escasa atención médica con la que el país cuenta, es obligatorio que los misioneros que van a este campo cuenten con un seguro de gastos médicos así como un seguro de evacuación médica.

Aveces uno sonríe con las cosas que el Señor hace, son como bromas pesadas (lo digo a manera de juego).Podíamos preguntarnos, ¿De verás Dios, y de dónde vamos a pagarlo? Al principio intentamos mantener una actitud positiva, ver esta nueva noticia como el cuidado del Señor para nuestras vidas sabiendo que de no haber sido obligatorio, muy probablemente nos hubiéramos ido sin seguro debido a nuestros limitados recursos (lo cual es cierto). Sin embargo, “siendo realistas”, a un mes y medio de salir al campo nuestro nivel de apoyo está al 50% de lo que necesitamos, y con una actitud de vaso medio vacío, estamos muy lejos de poder cumplir económicamente con los costos de servir al Señor en un país tan lejos. Así que por consecuencia lógica, nos desanimamos.

Ahora, olvide todo lo que acabamos de escribir anteriormente y piense en lo que dice el siguiente versí­culo de Romanos 8:32:

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas?”

¿Ya lo pensó detenidamente? Si lo hizo tal vez de su corazón está saliendo alabanza a Dios. Ahora tiene sentido el título de este correo. EL COSTO MÁS ALTO YA FUE PAGADO. Hay un mensaje que llevar, Jesús pagó por nuestros pecados en la cruz, su muerte nos da vida eterna, y ¿Qué barrera humana puede haber si Dios ha dispuesto que su Evangelio sea predicado hasta lo último de la tierra?

Así que con gozo les podemos decir que estamos confiando en Dios para lo que nos falta, nuestro corazón anhela servirlo, Él dispone cómo. Deseamos que ustedes se gocen con nosotros en esta aventura de confiar en Él y ser testigos de su fidelidad y soberanía. 

Si tienen dudas acerca del proyecto o quieren conocer más detalles, póngase en contacto con nosotros y con gusto hablaremos de ello.

Que el Señor continúe derramando bendiciones en sus vidas.

Con amor,

Isaac, Claudia y Jacob Hernández

Por favor sigue orando por nosotros mientras damos pequeños pasos de fe. Tu oración es muy importante

Agradecemos tus ofrendas, como puedes ver Dios ha hecho maravillas con ellas y aún faltan más.

Si piensas que a tu congregación le interesaría conocer nuestro proyecto, o si tú mismo deseas involucrarte, por favor contáctanos, nos dará mucho gusto poder compartir acerca de esto.

TOP