Lo Normal Ahora.

Para nosotros lo “cotidiano“ se ha vuelto muy diferente.

Ya no es habitual decir “buenos días” en las mañanas, ahora decimos “good morning” o “monin tru”. Funcionamos en dos idiomas (o al menos lo intentamos), Inglés y Tok Pisin. Aveces  escucho a Jacob hablando inglés mientras juega sólo en la casa, supongo que era de esperarse ¿verdad?, sus amigos son americanos. Aún así es raro. 
 
¡Emma ya sabe decir “abu”! Lo dice solo cuando me ve hablando por teléfono, nuestro medio de contacto con la familia. Supongo que también piensa que es normal darle besos al teléfono, siempre se despide con algunos. 
 
Aquí es temporada de elotes, hace unos días nuestros vecinos nos compartieron algunos de sus cosechas, como eran varios decidí desgranarlos para cocerlos. ¡Mientras lo hacía vinieron mil ideas a mi cabeza! – Oye, tal vez con esto podemos hacer tamales de elote, huele muy parecido… me pregunto como se harán los chacales… y si dejas secar los granos y los mueles, ¿crees que saldrá harina para tortillas? -Sí, tuve brillantes ideas. Perdonen mi ignorancia, yo se que muchos de ustedes saben la respuesta a mis planteamientos, pero la verdad es que teniendo la comodidad en México de comprar tortillas de maíz hechas, o al menos maseca, pues uno no se complica la vida tratando de descifrar los enigmas del origen de dichos productos. ¿Para qué investigar como hacer hotcakes con harina y royal si ya venden la cajita con la mezcla preparada? Quién iba a pensar que un día me aprendería la receta de memoria.
 
Ir de compras es toda una odisea. No todos los lugares son seguros, o mejor dicho, hay unos menos inseguros que otros. No, las tiendas no son bonitas, no están muy limpias y los productos aveces están caducos (o muy cerca de su fecha), si no está en inglés, está en chino, indonesio o incluso árabe. Más de la mitad de las cosas que vemos no sabemos qué son, cómo se comen o para qué sirven, y mayormente no vale la pena investigar. “Si encuentras algo que sabes que te gusta, cómpralo todo” -dicen los misioneros veteranos,- “tal vez pase uno o dos años para que lo vuelvas a ver en la tienda”. ¡Y es verdad! Las existencias aquí son muy variables, un día encuentras algo, y por mucho tiempo no lo vuelves a encontrar. Tal vez ya notaron que ir de compras no es una de mis cosas favoritas, sin embargo ya lo estamos dominando.
 
De camino a la escuela en donde enseño español observo algunas cosas. Los niños papuanos cargan sus zapatos en las manos de regreso a casa, imagino que para ellos es más cómodo caminar descalzos pero requieren el uso de zapatos en la escuela. También tienen un juego que parece divertido, agarran muchas ramas (una especie de zacate largo) y las avientan a las llantas de los trailers, estos van tan despacio por la exagerada cantidad de hoyos en el camino que yo creo que no es peligroso, pero el objetivo en sí es que se queden atoradas de alguna manera entre las llantas, así que mientras el trailer avanza, sus llantas van girando con las ramas. Se ven bonitos. Lo que no se veía bonito era el chorro de combustible que iba tirando una pipa enfrente de nosotros. Todo esto parece normal ahora.
 
El otro día se estacionó un helicóptero en la cancha de la escuela, pero eso no es algo del otro mundo, ¿o sí?, porque parece que aquí es algo frecuente. Por cierto, ¿conocen a alguna persona que haya sido atropellada por una rata? Pues sí, ya la conocen.

En Papúa tiembla seguido, tal vez uno al mes en promedio. Me gustan porque nada más nos sacuden un poco, pero es increíble sentir y ver el poder de Dios al moverse la tierra. Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti. -eso dice en Isaías 54:10. Bueno, pues hace una semana nos sacudió otro temblor a las 3:40 de la mañana, claro que me desperté con el sonido de la casa y las cosas moviéndose, pero ¿para qué levantarme si es “normal ahora”? Cabe mencionar que cambié de parecer cuando escuché cosas caer de las paredes y a Isaac desde el cuarto de los niños pidiéndome que me levantara, a fin de cuentas 7.6 no es la “intensidad habitual”. Gracias a Dios no tuvimos ningún daño.

Podría seguir contándoles de las extrañas cosas que vemos y vivimos que cada vez son más normales, pero ya no sé a cuantos lectores perdí en el camino. ¿Por qué les cuento todo esto? Bueno, primero porque pensé que sería interesante compartirles  algunas cosas de la vida en este lado del mundo. Segundo, porque seguido hay cosas que nos hacen revaluar por qué estamos aquí ¿Por qué vale la pena?  Y con gozo en nuestros corazones podemos responder que estamos aquí porque Alguien nos amó primero, porque Alguien lo dejó todo y vino a dar su vida en rescate nuestro, y nos dejó un gran ejemplo, y un mandato: …Por tanto id…“. 

Sí, la vida ahora es muy diferente, y la distancia de nuestra familia y amigos duele, “Qué valientes son” -nos dicen algunos- “yo no podría”. Bueno, nosotros tampoco podemos, pero el Señor nos fortalece y nos anima. “Yo te amé primero” -nos dice :). Así que recobren ánimo hermanos, y prosigamos con nuestra tarea, nosotros aquí y ustedes allá. 
 
Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, Filipenses 2:5
 
Les amamos con el amor de Cristo.
 
Siendo testigos de un Dios vivo, 
Isaac, Claudia, Jacob y Emma Hernández

Les compartimos algunas peticiones de oración:

 
  • Que Dios provea una tercera unidad para nuestro equipo. Que sirvamos con gozo y fidelidad mientras esperamos. 
  • Que nuestra relación con la familia Long se siga fortaleciendo y haciendo más estrecha.
  • Que Dios nos dirija al decidir a qué tribu y lugar iremos a predicar de su Palabra.
  • Isaac y Matt harán un viaje de exploración junto con un pequeño grupo de hombres a una tribu que está pidiendo misioneros. Será un viaje de 4 días caminando entre las montañas. El propósito es hacer una investigación de campo para determinar si se necesita  (y es posible) enviar un equipo de misioneros, y cuál es la prioridad. Por favor oren por fuerza física, y provisión para los gastos que implica.
  • Gracias por seguir orando por la salud de Jacob. Hace unas semanas tuvimos otra revisión medica. El doctor recomendó que siguiera con el tratamiento por más tiempo. Gracias a Dios el medicamento le ha ayudado a no tener crisis asmáticas.
  • Por las clases de Español de Claudia.
  • Que sigamos mejorando en inglés.
  • Que reflejemos a Dios en nuestro matrimonio, con nuestros hijos y nuestros vecinos. Que nuestra vida sea de testimonio a otros.
  • Por nuestro trabajo como papás.
  • Que nuestra relación con Dios siga fortaleciéndose y nuestra fe creciendo.
  • Que demos gloria a Dios en todo lo que hagamos.

Muchas gracias por orar.

Historias contadas en fotos.

PNG el país en donde los insectos son del tamaño de tu hijo.
Jacob jugando en el Club de Oanza.
Haciendo compras en Goroka, PNG.
Terminando de hacer las compras.
En el cabello la evidencia de que jugó a aventar ramas :).
Si miran con cuidado podrán seguir el rastro del combustible…
La tiendita de la esquina versión PNG.
El transporte público.
Temporada de elotes. Compartan sus recetas.
Helicoptero aterrizando en la escuela
Helicóptero llegando a la explanada de la escuela. Sin foto no me iban a creer.
Muerte de causas naturales y estilo peculiar.
Pan de dulce. Conchas papuanas.
Un paisaje muy diferente.
TOP