Nueva casa, nuevo nombre.

Adaptándonos a un montón de cambios

De vuelta en Papúa Nueva Guinea

Gracias a Dios ya estamos en la que será nuestra nueva casa por un tiempo. Estamos adaptándonos de nuevo a diferentes horarios, comidas, idiomas, costumbres, y más… todo por la gracia de Dios.

En los próximos meses haremos dos viajes importantes. Iremos a conocer a las nuevas familias que llegaron este año a servir como misioneros, ellos están terminando su curso de inducción al campo en otra ciudad. Esperamos poder encontrar compañeros de equipo para trabajar juntos en una tribu.

El otro viaje será a North Whagi, una tribu que ya tiene el evangelio y los misioneros están en la última etapa de la obra, preparándose para salir y dejar una iglesia madura establecida. Pasaremos entre 4 y 6 semanas con ellos, con el propósito de ver de una manera más palpable lo que será nuestra meta en una tribu, una iglesia con l­íderes locales, que funciona sin la necesidad de misioneros.

El otro viaje será a North Whagi, una tribu que ya tiene el evangelio y los misioneros están en la última etapa de la obra, preparándose para salir y dejar una iglesia madura establecida. Pasaremos entre 4 y 6 semanas con ellos, con el propósito de ver de una manera más palpable lo que será nuestra meta en una tribu, una iglesia con líderes locales, que funciona sin la necesidad de misioneros.

Escuela en casa

Esto será parte de nuestra aventura en PNG. Debido a que no hay escuelas en las tribus, nuestra única alternativa será estudiar en casa. Esperemos que sea divertido y efectivo.

Les compartimos algunas peticiones de oración:


– Por los viajes que realizaremos, que Dios provea lo necesario y nos dé sabiduría para preparar nuestro equipaje y provisiones (ligeros pero con lo básico). Los viajes son en avioneta y el costo es por kilo.
– Por la escuela en casa. La maestra (Claudia) no es muy hábil, que Dios le dé sabidurí­a para esta tarea.
– Por el aprendizaje de Tok Pisin e Inglés. 
– Que Dios nos provea de compañeros de equipo para trabajar en una tribu.
– Por nuestra salud.
– Que seamos testimonio de un Dios vivo a otros.
 
¡Muchas gracias!

Isaac, Claudia, Jacob y Emma
Hernández
TOP