Ya llegamos, gracias a Dios!

Nuestra primer casa en Madang

Hola 
Queremos compartirles que estamos bien, ajustándonos a un nuevo horario, nueva casa, nuevas comidas, nuevas personas y muchos otros cambios, pero muy agradecidos de cómo hemos visto a Dios obrar en muchas cosas y detalles a lo largo de nuestra salida de México y llegada aquí. 

Estamos viviendo en una ciudad llamada Madang, es considerada grande en el país, pero realmente es muy pequeña. La casita que esta arriba es nuestra casa temporal. Vamos a pasar aquí unos meses aprendiendo el idioma nacional y la cultura.

Ya tuvimos nuestras primeras experiencias culturales, fuimos a comprar mandado en el mercado, estamos aprendiendo a usar la moneda nacional, también hemos conocido a algunos nativos, y el domingo pasado fuimos a un culto donde el pastor es de PNG.

Otro de nuestros grandes retos es trabajar en un segundo idioma (inglés) para aprender Tok Pisin (el idioma nacional). Básicamente estamos tratando de aprender los dos al mismo tiempo. Sin embargo, estos ajustes y cosas por aprender no nos han quitado el gozo de tener el privilegio de servir a nuestro Dios siendo luz en las tinieblas.

El internet que tenemos aquí es malo y muy limitado, pero gracias a Dios tenemos, así­ que estaremos en contacto con ustedes informándoles de los avances y la manera en que el Señor nos guí­a para servirlo en este país.

Queremos darles las gracias por sostenernos la cuerda, somos parte del mismo equipo con el mismo deseo de servir a nuestro Dios con lo poco que tenemos para que al final de los tiempos, Él reciba toda la gloria! Y gracias a Dios que esta tarea que tenemos por delante no es en nuestras propias fuerzas sino por el Todopoderoso que nos sostiene.


Les amamos y extrañamos, 

Isaac, Claudia y Jacob

Primeras compras en el mercado
En el culto en Madang
Domingo en la iglesia
Nuestro hijo haciendo amigos en Papúa
Jacob haciendo amigos
Barco de Ywam en Madang

Les compartimos algunas peticiones de oración:

 

  • Que nuestros ojos se mantengan puestos en Jeús, que las circunstancias no nos abrumen y podamos conservar el gozo de la tarea que tenemos por delante.
  • Que Dios nos de habilidades para aprender Tok pisin mientras trabajamos en un idioma que no es el nuestro.
  • Que podamos hacer buenas relaciones con la gente nativa y también con los demás misioneros con los que estamos trabajando juntos en esta primera etapa.
  • Que el Señor vaya dirigiendo nuestros pasos hacia la tribu que Él nos quiere llevar y a formar equipo con otros misioneros.
  • Nuestras finanzas actualmente vienen directamente por nuestra cuenta de banco de México, lo ideal sería que pudieran venir a través de la agencia misionera para manejar más fácilmente los fondos aquí­ y evitar algún tipo de problema fiscal, hasta ahora no ha sido posible hacerlo de esta manera. Por favor ayúdenos a orar para que el Señor provea alguna mejor manera de hacerlo.
TOP